El nombre de superman

26 febrero 2009 at 12:20 PM Deja un comentario


En una de visita del Superintendente de Circuito a una Congregación, el hermano invitó a todo el que deseara salir con el que lo abordara si no estaba en la lista y él le hacia un espacio. Al final de la reunión un niño de 10 añitos lo abordó y le dijo que él deseaba salir con él. Al otro día el niño estaba allí con su mamá, y el hermano comenzó a poner las parejas y se olvido del niño cuando pregunto si se le había olvidado alguien el niño levanta la mano y le recuerda su arreglo. Se disculpa con el hermano que iba a salir primero y le dice: ‘Hermano permítame salir con el jovencito un ratito como le prometí y luego nos unimos en el territorio.’

Llegaron al territorio y el hermano hablaba en la primera casa, la segunda, y la tercera, el niño se quedaba observando como si estuviera en la espera de alguien en particular. Siguieron caminando y en eso el llegó a observar a un señor mayor meciéndose en una mecedora y le dice al hermano: ‘Ahora yo quiero hablar’. A esto el hermano lo llevo al balcón y, justo cuando el hombre se levantó para esconderse, el niño le dice: ‘Buenos días, ¿pudiera hacerle una pregunta?’. El hombre intrigado por el tamaño del niño y su curiosidad le dijo a él: ‘Sí, como no, las que tú quieras hijo’.

El niño le pregunta ‘¿Sabe cuál es el nombre de Superman?’ A todo esto el hermano pensó que en cualquier momento tendría que tomar la conversación y dirigirla hacia las cosas teocráticas, pero optó por dejar a ver hasta donde quería llegar este niño. Mientras tanto el Amo de casa le contesta con orgullo: ‘Claro que lo sé, es Clark Kent.’ El niño le dice: ‘Excelente, ahora dígame ¿cuál cree que es el nombre de Dios?’, a lo cual el hombre inseguro contesta: ‘mmmm, Jesús.’ El niño le dice: ‘¿Me quiere decir que usted conoce el nombre de un personaje ficticio y no sabe el nombre del creador del cielo y la Tierra?, pues hoy yo se lo voy a enseñar aquí en Sal 83:18…’ A todo esto tanto el Hermano y el Amo de casa se quedaron atónitos.

Luego, cuando el hermano viajante lo contó en la siguiente reunión, citó de las palabras de Jesús donde dijeron: ‘¿Oyes lo que estos están diciendo?’. Jesús les dijo: ‘Sí. ¿Nunca leyeron esto: ‘De la boca de los pequeñuelos y de los lactantes has proporcionado alabanza’?’ (Mateo 21:16)

Entry filed under: Reflecciones.

Razones para ser precursor Amor no perfeccion

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


febrero 2009
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

abeltj

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.


A %d blogueros les gusta esto: